¿Sospecha de Dislexia?

¿Sospecha de Dislexia?

La dislexia es un trastorno específico de la lectura que puede deberse a varias causas las cuales determinarían su naturaleza.

A grande rasgos se definen tres tipos aunque hemos de tener en cuenta que el perfil psicolingüístico de cada niño permite variaciones muy amplias asociadas a esta clasificación:

  • Dislexia fonológica asociada a dificultades en la ruta fonológica del desarrollo del lenguaje.
  • Dislexia léxica o superficial asociada fundamentalmente a un déficit en la memoria de trabajo que condiciona el almacenamiento de palabras “familiares”.
  • Dislexia mixta o profunda que supone afectación a ambos niveles, fonológico y léxico.

dislexiaDicho esto, si nosotros como padres o educadores sospechamos que nuestro hij@ incurre en errores durante su lectura, que esta se presenta como lenta e insegura y que además comete errores en la escritura llamativos ¿Que podemos hacer? En primer lugar recomendamos que padres manifestemos nuestras dudas a los profesores que trabajan a diario con los niños y que les conocen a nivel académico mejor que nadie. Después se importante que el Equipo de Orientación Psicopedagógica (EOEP) de zona se entreviste con la familia y el niño para determinar si efectivamente es necesario llevar a cabo una evaluación de las diferentes áreas implicadas en el aprendizaje y que se estiman son criterios de diagnóstico a tener en cuenta a la hora de emitir una valoración. Si no logramos la atención del EOEP podemos recurrir a centros privados que atenderán nuestro caso y llevaran a cabo dicha evaluación con objetivo diagnóstico.

A continuación os presentamos algunas características muy comunes y a tener en cuenta si sospechamos que nuestro hij@ tiene problemas en la lectoescritura:

  • Lectura lenta, silabeante y dubitativa
  • Errores específicos de la lectura como sustituciones, omisiones o agregados de letras y/o sílabas.
  • Dificultades con el lenguaje escrito que se puede manifestar mediante uniones y/o fragmentaciones incorrectas, omisión, sustituciones o agregados de letras y/sílabas.
  • Errores ortográficos extraños
  • Problemas de comprensión lectora
  • Problemas con las segundas lenguas y el aprendizaje matemático sobre todo con la solución de problemas.

Advertimos a los padres que estas características no siempre implican dislexia lo cual no significa que no sea importante atender dichas dificultades y ofrecer el tratamiento adecuado ya que en todos los casos son recuperables.

Marta Soler Rebollo

Pedagoga en el Centro ABC de Psicología y Pedagogía