Intervención psicopedagógica sobre el TDAH

Intervención psicopedagógica sobre el TDAH

La intervención psicopedagógica en el Trastorno por déficit de atención e Hiperactividad (TDAH) debe plantearse desde un enfoque multidisciplinar y multimodal (especialistas psicopedagógicos, psicológicos, docentes y familias).

Dentro de este enfoque multimodal, la intervención psicopedagógica tiene como objetivo favorecer la adaptación académica y comportamental del afectado de TDAH a través de un programa individual diseñado por un especialista o grupo de especialistas en función de las características sintomatológicas y las circunstancias que rodeen al caso.
El desarrollo de una formación eficaz y una intervención temprana reducirán considerablemente el riesgo de padecer algún otro trastorno comórbido que habitualmente acompaña al TDAH.

Dicha intervención de cara al afectado deberá de implicar, además de a la familia, a la mayor parte del cuadro docente (en especial al profesorado que están en contacto con el alumno) para facilitar su eficacia. Así mismo, es recomendable que los docentes reciban formación que les capacite para la detección de señales de alerta del TDAH, y para el manejo del TDAH en niños y adolescentes en la escuela.

La formación del profesorado permite que éstos reciban psicoeducación sobre el trastorno, modifiquen pensamientos y opiniones en cuanto al alumnado con TDAH, se entrenen en pautas de conducta y se capaciten para la detección de señales de alerta del TDAH, favoreciendo así la detección precoz.

HIPERACTIVIDAD CENTRO ABC
Una buena intervención psicopedagógica ya sea por parte de un equipo de especialistas o del equipo del centro escolar permitirá llevar a cabo cambios positivos en las siguientes áreas:

Mejora de síntomas nucleares de TDAH

Mejora y control de los síntomas asociados al TDAH.

Pautas y estrategias en el aula en función de los síntomas.

• Atención y concentración.
• Impulsividad.
• Hiperactividad.

Capacidad Cognitiva: Entrenamiento y uso de técnicas que favorezcan el desarrollo de diferentes áreas cognitivas.

• Pensamiento.
• Atención.
• Lenguaje.
• Memoria.
• Percepción.
• Flexibilidad cognitiva.
• Razonamiento.

Aspectos Conductuales: Conocimiento y uso de técnicas que favorezcan la adaptación conductual del alumnado.

• Técnicas de modificación de conducta en el aula.
• Técnicas cognitivo-conductuales.
• Manejo del Autocontrol.
• Uso de Autointrucciones.

Aspectos Educativos: Mejora de las competencias y aptitudes académicas.

• Pautas y estrategias en el aula.
• Medidas a nivel de centro y adaptaciones curriculares.
• Dificultades de aprendizaje: lectura, comprensión oral y escrita, escritura y cálculo.
• Formación y entrenamiento docente.
• Técnicas de estudio.
• Orientación escolar y expectativas educativas.

Aspectos afectivos: Seguimiento y cuidado de aspectos emocionales del alumno.

• Autoestima.
• Motivación.
• Clima educativo.
• Expresión emocional
• Gestión emocional de los conflictos
• Manejo de la frustración

Aspectos familiares: Establecimiento y seguimiento de las relaciones familia-centro

• El papel co-terapeuta de las familias.
• Intervención familiar.
• Comunicación familia-centro.
• Modificación de pautas en la dinámica familiar.
• Piscoeducación a las familias.

Aspectos sociales: La adquisición y mantenimiento de las habilidades sociales como factor de adaptación social y escolar.

• Socialización y competencia social.
• Inclusión social.
• Habilidades sociales básicas e instrumentales.
• Resolución de conflictos.
• Asertividad.
• Cognición Social y Teoría de la Mente.

Marta Soler Rebollo

Pedagoga en Centro ABC Leganés

BIBLIOGRAFÍA

Grau Sevilla MD y García Garrido JV. Atención psicopedagógica y familiar en el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. En: AEPaped. Curso de Actualización Pediatría 2004. Madrid: Exlibris Ediciones, 2004: p. 153-161.

Orjales Villar, I. “TDAH. Elegir colegio, afrontar deberes y prevenir el fracaso escolar”. Ed. Pirámide (2012).

Fuente del articulo: http://www.fundacioncadah.org/web/